La tendencia de los videos verticales: ¿el futuro es vertical?

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on Pinterest

Dentro del boom que viene teniendo el video online en Social Media, una tendencia se expande: el video vertical. Las cifras lo corroboran: en los últimos cinco años los videos verticales crecieron más de un 600% y hoy casi un tercio del tiempo de visualización de videos se destina al formato vertical, donde se completan las visualizaciones 9 veces más que en el video horizontal. ¿Se está cumpliendo lo que dicen de que “el futuro es vertical”?

Infografía - Video Vertical

La tendencia natural de la generación Smartphone

El crecimiento de Snapchat como la red social preferida de los jóvenes ha llevado la verticalidad al primer plano. Esta app promueve el registro y consumo de videos en formato vertical; y otras redes como Facebook (que está lanzando una función para videos verticales) o la versión móvil de YouTube han legitimado esta modalidad y la están incorporando.

Resultado de imagen para vertical video

Pero a no equivocarnos: la tendencia vertical no deriva de una app, sino del propio comportamiento de las personas en su apropiación de las tecnologías móviles. Los celulares se usan naturalmente en vertical. Por ende, a través del visor de la cámara de un Smartphone, el mundo también se ve en vertical.

En un entorno digital donde impera la selfie y los videos espontáneos, la propia ergonomía hace que el video vertical sea mucho más adecuado que el horizontal para la pantalla del Smartphone. Rotar el teléfono para grabar o ver es un gasto de tiempo y energía innecesarios. Y en la era de lo instantáneo, cada segundo cuenta.

El video vertical enciende pasiones (positivas y de las otras…)

Claro que esta verticalidad viene a romper con más de un siglo de pantallas horizontales. El cine, la televisión y más tarde las PCs habituaron el ojo a los videos “widescreen”, un formato que ha variado las proporciones pero  que siempre ha sido más ancho que largo. Es por eso que para los fieles a la cinematografía el video en vertical es prácticamente un crimen estético. ¿Dónde queda la proporción áurea en la verticalidad? ¿Cómo imaginar las escenas más famosas de la historia del cine contadas en formato vertical?

vertical-video-syndrome

Lo cierto es que la discusión vertical-u-horizontal no puede pensarse como mero formato separado del contenido. En general, los videos capturados en Smartphones no tienen fines artísticos como el cine: solo buscan registrar y compartir momentos cotidianos de forma espontánea. Si la idea es generar cercanía, lo natural es compartir los videos en el mismo formato en que se usa el celular. Y además, como seres bípedos, muchos de esos momentos espontáneos se captan mejor en la verticalidad (pensemos en los primeros pasos de un bebé: el formato vertical permite concentrarnos realmente en el protagonista del hecho).

 

En este sentido, los detractores dirán que esa mayor naturalidad del video vertical va en contra de nuestra propia anatomía, pues los ojos son “horizontales”. El recorte que supone el video vertical es artificial, tecnológico. Pero, en definitiva, la cultura consiste en adaptarse a los nuevos recortes que implican las nuevas tecnologías. Quienes odian el video vertical no pueden impedir que la tendencia se expanda.

 

La estrategia en la era del contenido líquido

Con el Smartphone como la principal pantalla con la que los usuarios se conectan a Internet –y con la que graban y consumen videos-, quienes trabajamos con marcas en digital ya no podemos pensar en el medio mobile como una adaptación, sino como el comienzo de la estrategia. El contenido es líquido, las pantallas son ubicuas, y por lo tanto nuestra estrategia debe ser maleable para cubrir correctamente todas las pantallas.

La plataforma desktop de YouTube, por ejemplo, no ha sabido adaptarse a esa liquidez, y por eso uno de cada seis videos tiene esas odiosas barras negras a los costados, ya que la pantalla sigue siendo horizontal. En el camino contrario, la aplicación Vervid es una propuesta orientada 100% a los videos verticales. Ellos mismos se describen como “lo que sería YouTube si se hubiera diseñado hoy”.

 

 

La campaña “Doná tus barras” aprovecha ese espacio inultilizado de las franjas negras para publicidades con fines sociales. 

En la disyuntiva por cuál formato elegir, emerge sin dudas el video cuadrado, que es horizontal y vertical a la vez. Instagram, por ejemplo, es una buena muestra de la usabilidad de los videos equiláteros. También hay aplicaciones que aportan una solución no desde la visualización, sino desde el registro. Por ejemplo, la app Horizon Camera filma siempre en horizontal, más allá de la posición del teléfono.

Horizon app

 

También nosotros desde la publicidad debemos abrazar estas nuevas tendencias y pensar cuándo es valioso dejar de lado la composición de la imagen para apostar por un registro más real. Es el usuario el que, finalmente, marca el ritmo de las tendencias. Si queremos conectar, debemos acompañarlo en su forma de entretenerse y usar la tecnología.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on Pinterest
 

Sé el primero en comentar en “La tendencia de los videos verticales: ¿el futuro es vertical?”