Todo se puede expresar con un GIF

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on Pinterest

Los tuiteros asiduos seguramente hoy tuitearon algo que acompañaron con un GIF. Ya no es una novedad usar imágenes animadas para complementar los posteos. Pero lo que sí es noticia es que ya no las tendremos que traer de otros sitios. Twitter anunció esta semana en su blog oficial que incluirá un botón para buscar GIFs directamente dentro de la plataforma.

Gifs en Twitter

Se trata de una alianza con Giphy y Riffsy (los dos principales sitios generadores de GIFs) que permitirá insertar animaciones en tuits y mensajes directos de una manera mucho más sencilla.  Con los GIFs podemos expresar tanto. La clave es encontrar el GIF exacto en el momento para expresar tus emociones de forma rápida y eficiente”, dice el CEO de Riffsy en el comunicado.

applause yay clap celebrate clapping

Así congratulamos esta noticia. Es cierto que no es una novedad revolucionaria –Facebook hace tiempo tiene su propio buscador de GIFs-, pero no deja de alegrarnos la intensa expansión que viene teniendo el formato en Social Media en los últimos meses.

 

Volviendo al futuro: una breve historia de los GIFs

 

¿Recuerdan el 2000? Sí, aquel año lejano en que el correo electrónico todavía era una novedad que asombraba a muchos, Yahoo era el buscador más usado y los monitores eran pesados armatostes cúbicos. En esos tiempos los midi oficiaban como música de fondo de cualquier página web y estaban de última moda los GIFs animados, dibujitos simpáticos que se movían junto a los textos escritos en Comic Sans y que decoraban nuestros mails en Outlook Express. Con la expansión digital, las nuevas tendencias del diseño y el imperio mobile, los bebés y animalitos bailando en loop infinito se declararon en extinción. Casi todos creímos que los GIFs jamás volverían al mundo digital.

 baby internet vintage classic dancing baby
El bebé bailando, un clásico vintage de Internet

Pero de pronto, poco más de una década después, fuimos testigos del esplendoroso retorno de los GIFs animados. No, la Comic Sans y los midi nunca regresaron de sus tumbas, pero los GIFs están más vivos que nunca y son uno de los contenidos preferidos para redes sociales y blogs. Tanto, que las plataformas productoras de GIFs están despertando grandes intereses monetarios. Giphy, por ejemplo, superó el valor de mercado del Washington Post.

Es cierto que ya no hablamos de macacos símil 3D representando distintas acciones, sino de trocitos de audiovisuales (películas, videoclips, shows de TV, videos caseros de gatos) convertidos en GIF para loopearse eternamente. Y es que el regreso de los GIFs no es tanto una regresión nostálgica sino una pata más del gran fenómeno digital de nuestros días: el imperio del video online.

 
“Acá estoy, no morí”, nos dice el GIF

GIFs en red

Aunque en los últimos dos años se vienen usando los GIFs en la web para los banners de display, fueron las redes sociales las que trajeron este formato a un primerísimo plano. Primero fue Tumblr, que con su objetivo de hacer los blogs más simples convirtió al GIF en su lenguaje propio. De hecho, gran parte de los blogs en Tumblr se componen únicamente de GIFs.

gifs-tumblr

 

Luego se embanderó Twitter como gran propulsor del uso de GIFs  para expandir el límite de los 140 caracteres a través de las imágenes animadas. Facebook hizo lo propio incluyendo el formato en los posteos e incluso en los comentarios y chats. Incluso en su momento YouTube se sumó a la fiebre “gifera” permitiendo crear GIFs y memes desde su plataforma.

[IMG]

 

Estas facilidades de las redes para darnos más recursos expresivos siempre son bien recibidas para nuestro trabajo con las marcas. Los GIFs no solo permiten “expresar todo” de manera sintética, rápida y muy divertida, sino que brindan un giro multimedia a nuestros contenidos de forma muy sencilla (sobre todo si comparamos con el video, que lleva más tiempo y costos de producción).

Y lo mejor: los usuarios aman los GIFs tanto como nosotros. Son contenidos fáciles de consumir, ligeros e instantáneamente gratificantes, dentro de la tendencia que algunos denominan como “snackable contents”.

Estos “snacks” de contenido se vuelven cruciales en una era de tiempos de atención limitada, pantallas móviles y sobredosis de información. Es importante pensar cómo incluirlos en nuestra estrategia: si el snack gusta, se comparte con otros, se sigue consumiendo, se convierte hasta en adictivo. Las redes continúan dando a los usuarios posibilidades casi infinitas para expresarse, y a las marcas recursos e ingredientes para conectar con ellos.

 

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on Pinterest
 

Sé el primero en comentar en “Todo se puede expresar con un GIF”