Por qué deberíamos cuidarnos de mencionar #Rio2016

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on Pinterest

Las grandes marcas pagan millones de dólares para sponsorear los Juegos Olímpicos. Las que no consiguen ser patrocinadoras oficiales, tienen en las redes sociales una excelente oportunidad de generar engagement aprovechando el evento que tiene la atención de una gran parte de la población mundial.

Salvo que, para proteger a esos anunciantes que tanto pagan, en Rio 2016 el Comité Olímpico Internacional (COI) puso reglas muy estrictas para los contenidos que las marcas pueden publicar en redes en torno al evento deportivo del que todo el mundo está hablando. También está muy restringido lo que los asistentes al evento pueden compartir en las redes sociales. Como suele suceder, ante las limitaciones, algunas marcas le buscaron la vuelta a través de la creatividad.

La restricciones Olímpicas a los contenidos en Social Media

 

La Regla 40 nos deja sin palabras, literalmente

#Rule40 fue una de las tendencias en Twitter al comienzo de los Juegos. La Regla 40 de la Carta Olímpica establece que ninguna compañía puede referirse a los Juegos Olímpicos ni a sus resultados en medios de comunicación ni redes sociales. Todas las palabras derivadas de “Olimpíada” (además de relacionadas a la competición como “Oro”, “Plata”, “Bronce” o “Medalla”) están prohibidas en los tuits. Una joyería debería pensarlo dos veces antes de tuitear sobre sus nuevas colecciones.

Rule 40 wordcloud1

Más aún, los sponsors de los atletas no pueden desear buena suerte o felicitar a los competidores, y tampoco los atletas pueden mencionar a sus sponsors durante los Juegos.  En una era donde la libertad de comunicación parece haber alcanzado su súmmum gracias a las redes sociales, es drástico que las marcas no puedan nombrar a “Rio” en sus contenidos.

Juegos Olímpicos Social Media

Al darse a conocer la Regla 40, la controversia en redes no tardó en regarse. Una de las críticas más ingeniosas fue la cuenta falsa @Official_Rule40, un bot que alertaba automáticamente a quienes usaban el hashtag #Rio2016 o #TeamUSA de que estaban violando normativas olímpicas. Ni la Casa Blanca ni el Papa Francisco se salvaron. Por supuesto, Twitter ya canceló la cuenta, pero la sátira tuvo su repercusión en los medios.

Regla 40 - Juegos Olimpicos

En la misma línea de sátira, la marca de ropa Brooks lanzó una ingeniosa campaña en torno a la Rule 40, ironizando sobre la prohibición de nombrar al evento y los atletas a través de vía pública, Twitter y su sitio web. “Buena suerte, ya saben quiénes, por lograrlo en ya saben dónde”, se lee en uno de los letreros de la campaña que critica el hecho de que los atletas no puedan marketinearse en el momento en que son más marketineables.

Sotrender-Blog-Rule-40

Rule40.com

 

No GIF, no fun

El triple mortal de un gimnasta, la sincronización perfecta de los saltos ornamentales, la cara de felicidad de un corredor que gana por una milésima de segundo… Nada de eso vamos a poder revivir en GIFs ni en Vines. El COI prohibió la producción de GIFs a partir de materiales oficiales. Otra norma  exagerada que enojó a muchos, incluso más que la Regla 40. Una vez más, la protección de los derechos oficiales va totalmente en contra de lo que quieren los usuarios, quitando una vía más de difusión de los logros de los deportistas.

 
Así nos pusimos al conocer la regla anti-GIF

Las apps de livestreaming, descalificadas

Antes que arrancara Rio 2016, pensábamos que serían los “juegos del Livestreaming”, ya que es la primera edición en que las tecnologías de transmisión en vivo están al alcance de la mayoría de los usuarios. Pero no. Ni Periscope, ni Meerkap, ni Facebook Live pueden usarse para compartir lo que sucede en las competiciones. Tampoco los atletas pueden compartir en sus cuentas contenidos relativos al evento que no sean expresamente autorizados.


Phelps desaprueba, nosotros también

 

La tendencia de naturalidad e inmediatez que impera en las redes sociales no se va a hacer presente, al menos en plenitud, durante los Juegos Olímpicos. Procurando conectar con sus marcas, quizás el COI se esté olvidando de conectar con la gente. Nos quedaremos con las ganas de ver la parte más espontánea del evento, y esperando los miles de GIFs que podrán publicarse una vez que termine la “veda” de los sponsors.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on Pinterest
Etiquetas:
 

Sé el primero en comentar en “Por qué deberíamos cuidarnos de mencionar #Rio2016”