Ábrete, sésamo: los 9 secretos de un buen asunto de mail

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on Pinterest

Las tendencias en Email Marketing evolucionan año a año con nuevas técnicas para llegar a públicos cada vez más específicos con mensajes especialmente diseñados para ellos. Pero hay algo que no ha cambiado en todos estos años de campañas vía mail: la importancia de un buen asunto para lograr mejores resultados.

Según datos de Hubspot, el 47% de los usuarios decide si abrir un mail o no, solamente basándose en el asunto. Es decir, podemos tener el diseño más fantástico, la oferta más irresistible, los públicos mejor segmentados del condado. Pero si fallamos en la redacción del asunto de mail, no lograremos generar aperturas, sobre todo con los destinatarios que aún no nos conocen demasiado.

AsuntosEmails

Cómo escribir asuntos que inviten a hacer clic

Igual que un libro o una nota de blog suelen atraernos por su título, también un email invita a que lo leamos a través del titular. En general, la bandeja de Promociones tiene unos cuantos mails que compiten entre sí por unos segundos de atención: atraer el cursor hacia nuestro asunto es la primera misión en una campaña de Email Marketing.

Aquí van algunos ingredientes que hacen más efectivo el subject (aunque claro, el uso de uno u otro siempre va a depender del objetivo del mail).

1. Generar curiosidad sin ser súper enigmáticos

 O, dicho de la forma opuesta, el asunto tiene que adelantar algo de lo que tratará el mail, pero sin ser aburridamente descriptivos. Algo de misterio siempre llama a querer averiguar más (y por lo tanto abrir el mail para descubrirlo), pero tampoco queremos jugar al Código Enigma con un asunto indescifrable.

 

2. Apelar al interés del usuario

Conectar con el usuario es una máxima en cualquier mensaje efectivo, y eso también aplica a los asuntos de mail. Si el contenido o el tipo de producto lo habilita, siempre funciona mencionar un posible problema del usuario que nosotros podemos solucionar,  una situación que es familiar para el receptor o un deseo que podrá cumplir si abre el mail.

 Un buen ejemplo de Spotify, en los tiempos en que recién se empezaba a popularizar la plataforma:Suena como un DJ en tu próxima fiesta”. El asunto apunta directamente a ese tímido DJ que todos llevamos en nuestro corazón, y nos ofrece la herramienta perfecta para sacarlo a brillar.

asunto-spotify

3. Si tenés una súper oferta, no la calles

 ¿Estás ofreciendo tu producto a mitad de precio? ¿Tu tienda online liquida todo? Expresalo claramente en el asunto; no esperes a que abran el mail para que lo descubran. Es mucho más claro un asunto que digaPasajes a Brasil – 50% OFF” que “Mirá esta oferta de pasajes a Brasil”.

 

4. Creá urgencia

 Generar un sentimiento de urgencia es una táctica útil para promocionar ofertas. Mencionar en el asunto que solo quedan 10 suscripciones con descuento, o que tu promoción termina en 2 días, mejorará la tasa de aperturas respecto a un asunto donde solo se menciona la oferta en sí.

 

5. Los números atraen

 Quizás no nos gusten tanto las matemáticas, pero nadie puede sustraerse del poder de los números, al menos en titulares y asuntos de email. La diferencia entre Las noticias de la semana” y “Las 6 noticias de la semana es solo un número, que puede significar otra diferencia numérica en la cantidad de aperturas. Los rankings, las listas y las selecciones son tipos de contenido muy consumido (pensemos en el éxito de sitios como Buzzfeed), y eso se puede aprovechar para hacer más llamativo el asunto.

buzzfeed

 

Buzzfeed combinando un asunto que causa curiosidad con el atractivo de sus números para una de sus mejores campañas vía mail

 

6. Personalización 

 Los mensajes personalizados son una técnica cada vez más relevante en cualquier campaña. Cuando leemos nuestro nombre, nos sentimos más impulsados hacia el mensaje. Incluso cuando sabemos que nuestro nombre en el asunto de mail fue generado por un sistema informático, se siente bien sentir que la marca nos saluda a nosotros. Pero personalizar no es solo colocar el nombre de la persona: podemos ir un paso más allá y usar info que nos haya dejado al suscribirse a nuestro newsletter (la empresa donde trabaja, sus intereses, el lugar donde vive), o las búsquedas que hizo en nuestro sitio.

 

7. Menos casi siempre es más

No seas muy extenso. No vas a quedarte solo en un “¡Hola!”, pero tampoco hay que excederse en la longitud del asunto. Directo, breve, conciso (no más de 70 caracteres): algo que pueda leerse en su completud durante el microsegundo en que los ojos del usuario pasarán por nuestro asunto al abrir su bandeja de entrada.

 

8. No abuses de las MAYÚSCULAS ni de los signos de exclamación (!!!)

 Otro exceso que debemos evitar a toda costa si no queremos asustar a nuestro lector ni parecer un spammer del año 2003. A nadie le gusta que le griten, así que no grites a tu destinatario (según un estudio, el 85% prefieren los asuntos en minúsculas y menos exaltados). 

 

9. Recordá el Snippet

¿El qué? Se le llama “snippet” al texto que va luego de la línea del asunto antes de abrir el mail. Si podés customizarlo para que no quede genérico, estarás sumando otro llamador para que abran tu mail.

snippet

 

 

 

Un asunto poderoso es el primer paso. Que el contenido que siga sea genial es lo que va a sellar el éxito de tu campaña de Email Marketing (acá te dejamos algunos casos inspiradores).

 

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on Pinterest
Etiquetas: ,
 

Sé el primero en comentar en “Ábrete, sésamo: los 9 secretos de un buen asunto de mail”