Las leyes de Murphy de los diseñadores

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on Pinterest

La tostada cayendo con la mermelada hacia abajo. Las medias perdiendo siempre su par al salir de la lavadora. El bus pasando un segundo antes de que lleguemos a la parada. Todos hemos vivido situaciones que se atribuyen a la famosa: “Ley de Murphy”,  que enuncia que «si algo puede salir mal, probablemente saldrá mal». Cuando Edward J. Murphy Jr. formuló esta ley, quizás no imaginó que casi setenta años después la aplicaríamos en el blog de una agencia digital para analizar las típicas situaciones adversas a las que se enfrentan los diseñadores día a día.

Pero como nuestro espíritu es más optimista que el de esa ley, también compartimos cómo hace un diseñador para revertir sus leyes de Murphy.

murphy-s-law

Las leyes de Murphy de los diseñadores (y cómo salvarse de ellas)

1. La PC se congelará antes de que termines el diseño sin guardar

¿A quién no le pasó? Un trabajo no guardado te puede arruinar el día si por obra del Sr. Murphy justo se cortó la luz, o la PC se decidió a fallar en ese momento crucial en que estabas por dar Control+S a un diseño que te venía llevando horas.

guardado
Ser precavidos es el único antídoto posible para no sucumbir ante los estragos de esta Ley de Murphy. Parece básico, pero nunca está de más recordar  ir guardando siempre el trabajo, por poco que hayamos avanzado. Por supuesto, el buen diseñador tiene varias copias de distintas versiones por si en algún momento desea volver atrás después de guardar los cambios. Y si se trata de un trabajo extenso, es importante contar con un respaldo en otro disco o en la nube.

 

2. Cuando muestres varias opciones al cliente, elegirá la que menos te convence

La eterna disyunción entre lo que nos gusta a nosotros y lo que le gusta al cliente. Casi nunca nuestro diseño preferido es el del cliente. En general, como diseñadores no queda otra que aceptar que ese diseño del que nos sentimos más orgullosos nunca verá la luz, pero en los casos en que la desavenencia cliente-diseñador es mayor, el rol clave es el ejecutivo de cuentas, el nexo entre los objetivos del cliente y el conocimiento que podemos aportar como agencia.

Resultado de imagen para dont fight GIF

Para que un trabajo sea satisfactorio para todas las partes, es esencial apostar al diálogo, encontrar el camino entre lo que al diseñador le gusta y lo que el cliente quiere y necesita. A veces un trabajo menos atractivo visualmente es mucho más efectivo en la comunicación.

 

3. Harás el diseño de tu vida, para descubrir que alguien más ya ha hecho algo igual

Es difícil la originalidad absoluta en tiempos de Google. A no desanimarse y seguir buscando una solución. Si creás algo realmente pensando en el cliente y en la campaña específica, sin dudas vas a lograr un diseño original, que solo pueda ser aplicado a esa marca.

 Resultado de imagen para originality GIF


 

4. Siempre te pasarán los materiales en el formato equivocado

No todo el mundo sabe por qué un logo tiene que ir en PNG o la diferencia entre un PSD y un AI; y no tienen por qué saberlo si no es el rubro al que se dedican. Para poder trabajar de forma cómoda, es importante educar al cliente, interiorizarlo en lo digital y darle lineamientos claros. Es una buena idea hacer una presentación estandarizada para los clientes nuevos, explicando sin tecnicismos cómo se deben enviar los archivos y qué necesitan los diseñadores. Eso te ahorrará muchos archivos incompatibles.

love

 

 5. La imagen con el encuadre perfecto para el diseño también será la menos nítida

Y al revés, la imagen perfectamente en foco tendrá ALGO que la haga imperfecta. Para evitarlo, está bueno tener muchas opciones para elegir y apostar a la máxima calidad, para intentar que cada imagen que uses sea la indicada.

 designer foto brokengifs content aware Como GIF

 

6. Cuando necesites esa tipografía específica, no te acordarás del nombre para buscarla

Hay diseñadores que son masters en tipografías; otros que son más visuales. Para que nunca se te pierda esa tipografía hermosa que viste por casualidad y que pensaste podría ser muy útil para cierta marca (pero que tenía un nombre poco memorizable), es buena idea implementar algún sistema de organización de las distintas fuentes para que siempre sepas dónde buscar según la marca y el tipo de diseño.

 

Resultado de imagen para when you found a font GIF
Una variante de esta ley: encontrarás la fuente de tus sueños, pero no será gratuita

 

 7. Te quedarás en blanco cuando se acerca una deadline

La creatividad llega a veces a las 3 de la mañana cuando lo único que necesitás es dormir… Y te abandona cuando estás frente a la computadora y tenés exactamente 42 minutos para terminar toda una campaña de banners. La verdad sea dicha: no siempre estamos 100% al tope de nuestro potencial creador.

Imagen relacionada

Para que no nos pase esto, es importante planificar y empezar a trabajar las ideas con tiempo de modo que no se nos venga la deadline arriba. Y por otro lado, saber entrenar la creatividad para tener siempre recursos disponibles (acá te damos algunos consejos). Apoyarse en el trabajo en equipo también es fundamental cuando hay mucho trabajo por hacer y poco tiempo para ejecutarlo.

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on Pinterest
Etiquetas: , , ,
 

Sé el primero en comentar en “Las leyes de Murphy de los diseñadores”