De Aristóteles a Dove: la emoción efectiva

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on Pinterest

Una vez escuchamos decir a una compañera que una película le parecía buena solo cuando la hacía llorar. Y nos dejó pensando… ¿Masoquismo? No, simplemente aquello que hace muchos siglos Artistóteles ya había definido como “catarsis”: la purificación del alma y liberación de las emociones a través de la experiencia de la compasión al asistir a una obra trágica.

Como en las obras dramáticas, en el cine y en la vida misma, emocionar en los comerciales también rinde.  Aunque algunos más que otros, somos seres emocionales: sentimos y trasmitimos sentimientos. Por eso, la publicidad que apunta a emocionar o conmover (más sobre publicidades que nos mueven el piso en este post), incluso cuando hayan mutado los formatos, sigue siendo la más efectiva, como aquellas tragedias griegas con las que el público liberaba sus emociones en los años de Aristóteles.

Algunos ejemplos de publicidad emo(efec)tiva: 

Dove Sketches

“La gente te ve más linda de lo que tú te ves”. Una simple frase que, para el público femenino, encierra mucho. En este caso, encerró una de las campañas más exitosas de los últimos años. Dove y su belleza real llegando al punto más alto de la creatividad y de la afectividad/efectividad.

 

 Sainsbury’s Christmas

 

Pablo del Campo, una referencia en la publicidad mundial actual, dijo que la forma en que está contado este comercial era su parámetro anual para sus comunicaciones publicitarias. Un aliciente más para mirarlo, junto al hecho de que lo narrado fue un episodio que realmente tuvo lugar durante la I Guerra Mundial.

 

Lotería España

 

Un formato ya conocido de publicidad (el clásico spot televisivo), pero no menos efectivo, ya que encuentra una nueva forma de comunicar para las casas de Loterías y Apuestas, basada en valores no monetarios. Fue uno de los comerciales más vistos en España y ganador de varios premios.

 Chipotle Mexican Grill

Todos sabemos lo que cambió el mundo de la alimentación. Y también sabemos cómo últimamente hay una tendencia más natural, en contra de las grandes corporaciones y mucho más afín a lo casero. Si están de acuerdo con esto, mírenlo. Y si les gustó Fiona Apple haciendo la banda sonora de “El extraño mundo de Jack”, también.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on Pinterest
Etiquetas: , ,
 

Sé el primero en comentar en “De Aristóteles a Dove: la emoción efectiva”